el niño y el viento
Desde su jardín en Pedralbes, el niño observa Barcelona a sus pies.